FASES
(EN ESPIRAL)

EL HOMBRE QUE CAMBIA VIVE, CRECE
RENACE EN ÚTEROS ERRANTES
QUE FERTILIZAN EN CADA "FASE"
CON LAS SEMILLAS DE UN NUEVO RUMBO.

EL HOMBRE QUE CAMBIA VIVE, SUFRE
MUERDE EL POLVO DEL ÁRIDO TEMOR
DE PERDER SU PARAÍSO JOVEN
INMUNE A LA CULPA
VIRGEN DE PECADO.

EL HOMBRE QUE CAMBIA VIVE Y MUERE
DEJANDO ESTELAS EN CADA "FASE"
SUS RECUERDOS, UN AMOR, UN ECO
COMO LA SIERPE QUE CAMBIA SU PIEL.

NO PUEDE VOLVER SOBRE SUS HUELLAS
LOS PASOS MURMURAN UN DESTINO
Y EN EL FINAL, SÓLO HAY SILENCIO
PUNTO DE LLEGADA
QUE SIEMPRE ES COMIENZO...
MENGUANTE Y CRECIENTE
PEQUEÑO E INMENSO...


INSAURRALDE, Alejandro, “Fases”, Dimensiones, Buenos Aires, Magdala, 2008, pág. 66.